CRÓNICA DE IMPRESIONES – 5 DE ABRIL DE 2019

“Es necesario incorporar a profesionales de la investigación privada en la lucha contra la violencia de género”

Barcelona – 06:45 horas. Suena la alarma del móvil, he dormido bien. La noche terminó hace escasas horas con charlas de amigas en esta ciudad distinta.

Ducha, desayuno y marchamos a la calle, Google Maps en manos, camino de la EPSEB, camino de frío y tacones. Resolvemos problemas que surgen a kilómetros de distancia y seguimos caminando.

Representamos a nuestra asociación y vamos a escuchar lo mucho que se tiene que hablar sobre seguridad y género, temas que están tan relacionados con nuestra esencia, por detectives y por mujeres, que no nos damos cuenta de ello, pero, sobre todo, vamos a acompañar y a apoyar a nuestra compañera Laura, que participa con una ponencia en esta Jornada de “La Planificación de la Seguridad con Perspectiva de Género”.

Tomamos asiento, un salón de actos que no está abarrotado de gente. Sin embargo, podemos ver que hay gente por todas partes. Sí, han asistido un número importante de personas, personas interesadas en los temas que se van a tratar, como nosotras, como yo.

Arriba en la tarima, las ponentes. De momento, todas mujeres. Expertas en sus respectivas materias que nos darán información y nos mostrarán la imagen de la violencia de género a través de sus ojos, sus experiencias y su preparación en diversas disciplinas relacionadas con el tema. ¡Ahí está Laura! Nos saluda con la mano.

Da comienzo y ¡sorpresa!. Las presentaciones se hacen en castellano. Nos sentimos sumamente agradecidas con este detalle que han tenido con nosotras, pues valoramos y apreciamos el esfuerzo que supone para algunas ponentes traducir el contenido de sus ponencias, que están en catalán, al castellano. Muchas gracias por ese detalle.

Todos los aportes que hacen estas mujeres nos parecen de sumo interés, hablan y dicen y acompañan sus palabras con retales de realidad, experiencias verdaderas de mujeres de carne y hueso que les sirven de soporte a sus palabras, a sus datos, a sus medidas a tomar para aliviar el daño que sufren y acabar con esta lacra. Políticas. ¡Qué interesante!

Ahora le toca a Laura, ¿estará nerviosa?… Yo la grabo que he viajado con la Handycam con ese propósito, la misma cámara que ha sido testigo de tantas y tantas situaciones en el transcurso de mi trabajo.

Tras una breve exposición de la figura del detective privado, nuestra compañera comienza a motivar, en una genial demostración de claridad de ideas, la necesidad de incorporar a profesionales de la investigación privada en la lucha contra la violencia de género. Es cuestión de no discriminación, es cuestión de derechos fundamentales recogidos en nuestra Carta Magna. Es cuestión de que, en los equipos multidisciplinares formados por psicólogos, abogados, trabajadores sociales, etc., que se encargan de ayudar a las víctimas de violencia de género, falta una pieza fundamental, faltamos nosotros, las y los detectives, porque somos quienes estamos habilitados por ley con carácter exclusivo y excluyente para poder aportar pruebas, las pruebas necesarias para que el número de casos sobreseídos en los juzgados de violencia de género se reduzca al mínimo y se pueda hacer justicia.

Has estado genial, compañera y amiga, nos queda ese dulce sabor de boca de ver la maestría de tu exposición y, sobre todo, el interés que tus palabras han suscitado entre los asistentes. No son pocos los que piden el micro para preguntar y siguen pidiendo contactar contigo a través de la coordinadora Anna Almécija para saber un poco más de este proyecto del que somos partícipes.

¡Enhorabuena, Laura! ¡Así se hace!

No se ha necesitado grandes espacios ni galas, de manera generosa los y las ponentes nos han regalado su experiencia y su trabajo. Gracias a todas y todos.

Nos queda comida y tarde fría de amigas, tertulia y café antes de volver al origen, ¡ah! y la promesa de repetir porque sabe a poco.

por Ana Lahuerta, vicepresidenta ANMDP